DOCUMENTOS PDF

miércoles, 24 de marzo de 2021

Declaración Internacional Común: Enarbolar la rojísima bandera de la Comuna de París como arma de combate

 


¡Proletarios de todos los países, uníos!

Enarbolar la rojísima bandera

de la Comuna de París como arma de combate


Hoy, 18 de marzo el proletariado internacional y los pueblos del mundo, celebramos el 150º aniversario del inicio de la heroica Comuna de París. Es la primera tentativa del proletariado de asaltar los cielos, dio lugar a la primera república obrera de la historia. Diez días después del levantamiento popular, el nuevo gobierno revolucionario declaró la independencia de la Comuna del viejo poder burgués con sede en Versalles.


Es el heroísmo de los comuneros que, sosteniendo durante 71 días en París el Poder en manos de las masas proletarias, dieron a conocer a la humanidad una nueva forma de Estado: la dictadura del proletariado.


Carlos Marx, el 30 de mayo de 1871, dos días después que los últimos luchadores de la Comuna sucumbían ante la superioridad de fuerzas del enemigo, señaló el alcance histórico-universal de la experiencia de la Comuna, así: que “la Comuna era…. la forma política al fin descubierta para llevar a cabo dentro de ella la emancipación económica del trabajo” (La guerra civil en Francia, trabajo de Marx leído el 30 de mayo de 1871 ante el Consejo General de la Asociación Internacional de los Trabajadores – AIT).


Esta experiencia práctica con su antecedente de la Revolución de Febrero de 1848, significó un salto en la comprensión de las leyes de la revolución, que Marx definió con estas palabras: “La Comuna ha demostrado, sobre todo, que `la clase obrera no pueden simplemente tomar posesión de la máquina estatal existente y ponerla en marcha para sus propios fines’” (Prólogo de Marx y Engels a la Edición alemana del Manifiesto del Partido Comunista publicada en 1872).


La labor de la Comuna, según Engels, “fue hacer saltar el viejo poder estatal y sustituirlo por otro nuevo y realmente democrático…En realidad, el Estado no es más que una máquina para la opresión de una clase por otra, lo mismo en la república democrática que bajo la monarquía; y en el mejor de los casos, es un mal que se transmite hereditariamente al proletariado triunfante en su lucha por la dominación de clase. El proletariado victorioso, lo mismo que hizo la Comuna, no podrá por menos de amputar inmediatamente los lados peores de este mal, entretanto que una generación futura, educada en condiciones sociales nuevas y libres, pueda deshacerse de todo este trasto viejo del Estado. Últimamente, las palabras «dictadura del proletariado» han vuelto a sumir en santo horror al filisteo socialdemócrata. Pues bien, caballeros, ¿queréis saber qué faz presenta esta dictadura? Mirad a la Comuna de París: ¡he ahí la dictadura del proletariado!” (F. Engels, Introducción a “La Guerra Civil en Francia” de Marx, Londres en el vigésimo aniversario de la Comuna de París, 18 de marzo de 1891).


A pesar de la gloriosa e implacable lucha del proletariado parisienses por defender el Poder proletario, fueron derrotados por las fuerzas de la reacción versallesca al servicio de la burguesía, de los terratenientes, de los propietarios y de todos los ladrones, de todos los parásitos que la vieja sociedad mantiene en su seno. La barbarie genocida de la burguesía se revelaría a plena luz del día durante la “semana sangrienta” (21-28 de mayo de 1871).


El final de la Comuna de París en mayo de 1871, lejos de significar una simple derrota de la clase obrera, fue un acontecimiento histórico de gran trascendencia, “el heraldo glorioso de la nueva sociedad”, que marcó para siempre la lucha del proletariado internacional. La Comuna de París es el primer gran acontecimiento en el proceso de la Revolución Proletaria Mundial, la primera vez que el proletariado tomó el Poder y por ello, la posición que se adopte sobre ella y su justo balance, separa al marxismo del revisionismo.


No solo debemos celebrar este gran acontecimiento, debemos estudiarlo a la luz de la todopoderosa ideología del proletariado, todopoderosa porque es verdadera, el marxismo-leninismo-maoísmo, principalmente el maoísmo. Debemos partir del trabajo imperecedero del gran Titán Carlos Marx , “La Guerra Civil en Francia”, con las numerosas aportaciones teóricas y prácticas, principalmente prácticas, que desde 1871 han desarrollado de forma ininterrumpida nuestra ideología, la política y la organización comunista. Las aportaciones de los otros titanes, Lenin y el Presidente Mao, pero también del Gran Engels, del camarada Stalin y del Presidente Gonzalo, permiten situar la Comuna de París en la candente actualidad de la nueva era y del tercer momento del proceso de la revolución proletaria mundial, dentro de los “50 a 100 años” en que el imperialismo y la reacción serán barridos de la faz de la Tierra.


Esta época, signada por el hundimiento del imperialismo, que genera tensiones y tumultos en todo el mundo, es la del momento de la ofensiva estratégica de la revolución proletaria mundial. El Presidente Gonzalo plantea que el proceso de la revolución mundial para barrer de la faz de la tierra al imperialismo y a la reacción tiene tres momentos: 1º defensiva estratégica; 2º equilibrio estratégico; y 3º ofensiva estratégica de la revolución mundial. La Comuna abrió el primer momento, de la defensiva estratégica de la revolución, que, aplicando la ley de la contradicción a todo , tiene como su contraparte la ofensiva de la contrarrevolución.


Carlos Marx considera que el principal mérito de los comuneros es que intentaron por primera vez en la historia crear un Estado proletario. Establece brillantemente que la clase obrera no puede simplemente apoderarse de la máquina estatal existente y ponerla en marcha para sus propias necesidades, sino que debe desmantelarla. Lenin señaló que la Comuna era un brillante ejemplo de cómo el proletariado “sabe cumplir unánimemente las tareas democráticas que la burguesía sólo sabía proclamar” (Lenin, Enseñanzas de la Comuna). Al analizar las medidas sociales y económicas adoptadas por los obreros parisinos en “La guerra civil en Francia”, Marx destacó la idea de que, por muy tímidas que fueran estas medidas, su tendencia principal era la expropiación de los expropiadores.


Fue tomando las enseñanzas de Marx sobre la Comuna de París que el proletariado ruso, bajo la dirección del Partido Bolchevique y de Lenin, triunfó con la Gran Revolución Socialista de Octubre de 1917, construyendo el Poder Soviético, la dictadura del proletariado, como la verdadera continuación de la Comuna. Los soviets, fueron la forma superior de organización, a través de la cual se erigió la dictadura del proletariado dirigida por el Gran Lenin y el camarada Stalin, basada en la alianza obrero-campesina, uniendo a las masas trabajadoras y explotadas más atrasadas y dispersas, con lo que se aseguró el paso ininterrumpido de la revolución democrático-burguesa a la revolución socialista.


Cuando las masas, guiadas por el Presidente Mao Tsetung y bajo la dirección del Partido Comunista tomaron el Poder en China en 1949, fue la experiencia de la Comuna sintetizada por Marx y desarrollada por Lenin, la que sirvió de base para pasar de inmediato a desarrollar la revolución socialista y la dictadura del proletariado con la República Popular China.


Y más tarde, durante la Gran Revolución Cultural Proletaria (GRCP), el gran y más alto hito de la revolución proletaria mundial, fueron los Comités Revolucionarios de los Tres en Uno, los nuevos órganos del Poder que se constituyeron como los continuadores de la experiencia de la Comuna.


Los Comités Revolucionarios Tres en Uno, originados en la tenaz lucha iniciada y dirigida por el Presidente Mao Tsetung contra la restauración capitalista, fueron un instrumento indispensable de la (GRCP), a través del cual millones de masas tomaron en sus manos los asuntos del Estado, los problemas políticos, militares, culturales, de producción, etc., y derrocaron a los representantes de la burguesía que se habían atrincherado en el Partido, el Ejército Popular de Liberación y el Estado, impidiendo la restauración capitalista en China durante 10 años.


Durante la Comuna tenemos la confrontación armada entre dos estados de tipos radicalmente diferentes, expresión del nuevo y del viejo mundo. Este es el corazón del Poder, de todo Poder, las armas. La Comuna afirmó la necesidad de la violencia revolucionaria y mostró la fuerza de la guerra civil, estableciendo la prueba práctica del principio marxista, que sería desarrollado por el Presidente Mao, según el cual “el poder nace del fusil” y que “sin un ejército popular, el pueblo no tendrá nada”. El “espectro que persigue a Europa” se ha convertido en una amenaza real. Marx precisa que “París en armas era el único obstáculo serio en el camino de la conspiración contrarrevolucionaria. Por lo tanto, era necesario desarmar París” (Marx, La guerra civil en Francia). No solo se conquistó el Poder por las armas, sino que también se lo mantuvo por la violencia revolucionaria. Esta primera experiencia mostró, que solo podemos conjurar la restauración capitalista mediante la violencia, que hoy es guerra popular y si la clase ha perdido el Poder, corresponde aplicar la guerra popular para contra-restaurar.


Nunca entregues los cañones de la Guardia Nacional, ¡eso es lo que gritan los Comuneros 150 años después!


¿Qué nos dice la experiencia de la Comuna sobre la cuestión de la dirección del Partido? Al respecto, en su intercambio de correspondencia con Kugelmann el 12 de abril de 1871, Marx señala los errores fatales de los comuneros: 1) La ofensiva contra Versalles debería haberse emprendido inmediatamente, cuando el enemigo estaba en pánico y no había tenido tiempo de concentrar sus fuerzas. Esta oportunidad se desaprovechó; 2) El Comité Central se apresuró demasiado a renunciar a sus poderes para dar paso a la Comuna.


Marx plantea la necesidad de que el proletariado cuente con un Partido unificado capaz de dirigirlo en los tumultos de la lucha de clases. La prevaricación de los comuneros divididos en varios “partidos” fue fatal para la Comuna. Solo un Partido unificado, que practica el centralismo-democrático, guiado por la ideología del proletariado, tiene la capacidad de hacer la guerra de manera justa y triunfar.


Siguiendo la enseñanza de la Comuna, el maoísmo, establece: que el Poder es lo fundamental. Un “poder basado en una fuerza armada dirigida por el Partido Comunista, conquistado y defendido mediante la guerra popular!” (PCP, Sobre Marxismo-Leninismo-Maoísmo) La experiencia de la Comuna, analizada por Marx, ya confirmó esta necesidad, ¡nada más! Quién puede negar que los maoístas son los fieles continuadores de los heroicos Comuneros, salvo los revisionistas y los que disfrazan el marxismo. Esta necesidad planteada por la Comuna se expresa diariamente en nuestra justa e inquebrantable voluntad de reconstituir/constituir los Partidos Comunistas y de preparar/iniciar la guerra popular. Y, en el caso específico, de los problemas difíciles y complejos por los que todavía atraviesa la guerra popular en el Perú, para salir de esa situación, lo que corresponde es reorganizar el Partido en y para la guerra popular aplastando a las ratas miserables de la línea oportunista de derecha, revisionista y capitulacionista (LOD). Ratas de la LOD, que siguiendo el plan del imperialismo y la reacción llaman a la “reconciliación” e imploran el perdón de la reacción, pretendiendo hacernos creer que la “guerra popular ha terminado en derrota”. El Presidente Gonzalo ha enseñado que así quedara un solo comunista, este tiene la obligación de volver a hacerlo todo de nuevo y continuar el camino de la guerra popular invencible.


La Guerra Civil en Francia”, un documento político muy importante de la Internacional, armó al proletariado del mundo entero con la experiencia de la Comuna y fue una brillante demostración de la victoria ideológica del marxismo sobre todas las variantes del socialismo premarxista. “Al final del primer período (1848-1871), un período de tormentas y revoluciones, muere el socialismo premarxista” (Lenin, Vicisitudes históricas de la doctrina de Carlos Marx). Esta brillante síntesis de la experiencia de la Comuna tuvo especial importancia en la lucha contra los ideólogos de la pequeña burguesía que negaban la necesidad de la dictadura del proletariado.


En “La guerra civil en Francia”, Marx, definió con aguda claridad el papel de estos elementos oportunistas en el movimiento obrero, mostrando que el movimiento obrero revolucionario, en su desarrollo contradictorio y como resultado directo de su acción, acumula lo que Engels llamará un “colosal montón de basura”. Cada crisis, cada momento en que la lucha de clases se agudiza, es el momento en que podemos y debemos barrer el revisionismo y el oportunismo.

La actual crisis gigantesca que sacude al mundo es uno de esos grandes momentos en los que triunfa la verdad. Más aún en este momento que se agudiza la crisis del imperialismo y del capitalismo burocrático en todo el mundo, se agudizan todas las contradicciones y desarrollando más la situación revolucionaria en desarrollo desigual en todo el mundo, de gran actividad de las masas, su explosividad hace temblar a todos los reaccionarios y sus sirvientes revisionistas; ésta se manifiesta por doquier marchando a grandes explosiones jamás antes vistas. Situación objetiva a cuyo encuentro marcha con paso firme el desarrollo del factor subjetivo, principalmente el proceso de los Partidos Comunistas, como partidos marxista-leninista-maoístas, principalmente maoístas de nuevo tipo, militarizado para iniciar las nuevas guerras populares. Abriendo así un nuevo momento o período de revoluciones como parte de la nueva gran ola de la revolución proletaria mundial, dentro del período de los “50 a 100 años” en la cual se inscribe la ofensiva estratégica de la revolución mundial. Mostrando que la revolución es la tendencia histórica y política principal en el mundo actual. Esta situación determina las tareas, la estrategia y la táctica de los Partidos Comunistas en todo el mundo.


Bastaría una elección reaccionaria en Estados Unidos para que los falsos defensores del “verdadero” maoísmo, como Bob Avakian y otros dirigentes, muestren su verdadera cara al proletariado mundial, defendiendo la victoria del reaccionario imperialista Biden.

De estas crisis surge la verdad, el “montón colosal de basura” será barrido por la acción del proletariado.


Los revisionistas y los oportunistas no quieren ver que nada es linear, que todo se desarrolla de forma desigual y que hay que caerse para aprender a caminar. Quienes no aceptan el inmenso aporte de la experiencia de la guerra popular en el Perú repitiendo sin fundamento lo que propala el imperialismo-reacción-LOD de que “la guerra popular terminó por derrota”, habrían escupido, sin duda, sobre la experiencia de la Comuna. Pese a la derrota de la Comuna Marx dijo, que “El París obrero, con su Comuna, será celebrado para siempre como el heraldo glorioso de una nueva sociedad”. Sus mártires se encerrarán en el gran corazón de la clase obrera” (Marx, La guerra civil en Francia).


Como señaló Lenin en El Estado y la Revolución: “Aunque el movimiento revolucionario de las masas fracasó en su objetivo, Marx vio en él una experiencia histórica de enorme importancia, un paso adelante en la revolución proletaria universal, un esfuerzo práctico más importante que cientos de programas y argumentos. Analizar esta experiencia, extraer de ella lecciones de táctica y poner a prueba su teoría, ésta es la tarea que se propuso Marx.


Los verdaderos marxistas aprendemos de cada experiencia y afirmamos que la guerra popular en el Perú es el primer acto de la ofensiva estratégica de la revolución proletaria mundial. Que sigan con sus sueños de hienas los imperialistas, reaccionarios y sus sirvientes de la LOD, de las patraña de “las cartas de paz”; porque ni el Presidente Gonzalo, ni el PCP, ni los verdaderos comunistas, ni los combatientes del EPL, ni las masas del Nuevo Poder nunca entregaron las armas, ni aceptaron los “acuerdos de paz” de la CIA-yankee. Al igual que los comuneros, persisten en la guerra popular. La desmoralización de la clase obrera en este último caso habría sido una desgracia mucho mayor que la perdición de cualquier número de “líderes”.


Los problemas complejos y difíciles que entró la guerra popular en el Perú se debió principalmente por la traición de las ratas revisionistas y capitulacionistas de la LOD, que con la ayuda de la reacción infiltraron los comités del partido y recurrieron a lanzar bases contra dirección, a entregar a los dirigentes que persistían, ante el fracaso de su llamado a entregar las armas y dar por finalizada la guerra popular. La LOD tramó todo lo anterior a cambio del perdón de los explotadores y opresores, de los verdugos de la revolución, renegando del maoísmo, del Presidente Gonzalo, del pensamiento gonzalo y de la guerra popular. Personajes ridículos que, en manos de la reacción, entregados en cuerpo y alma a ella, pretendían el cuento de que estaban negociando con la reacción. ¿Qué podían negociar? ¡Nada! Solo traicionar proponiendo canjearse a cambio de servir a infamar al Presidente Gonzalo con su propia traición buscando aniquilar el Partido y la guerra popular.


El maoísmo,definido por el Presidente Gonzalo, ha sido validado por los hechos y el fuego desde el inicio de la guerra popular en el Perú, así como el marxismo fue validado por la sangre de los comuneros. Tanto los comunistas peruanos como los comuneros demostraron sus iniciativas históricas y la abnegación de la que habla Marx en “La guerra civil en Francia”. En la actualidad, los comunistas en el Perú sujetándose firmemente a la Jefatura del Presidente Gonzalo y el marxismo-leninismo-maoísmo, pensamiento gonzalo persisten en la tarea de la reorganización general del Partido para superar la situación en que se encuentra la guerra popular por la detención del Presidente Gonzalo, en aislamiento absoluto desde 1992, y la traición de la LOD que se estructuró en las prisiones con la ayuda de la CIA-reacción.


Otro principio de la Comuna que debemos empuñar firmemente en un momento en que la reacción intenta movilizar a las masas para sus planes de guerra imperialistas es el internacionalismo. Como dijo Marx, la “bandera de la Comuna es la bandera de la República Mundial” no es ni más ni menos. Al nombrar a un ministro de trabajo alemán y a un polaco como jefe de la defensa de París, la Comuna afirmó al mundo que los proletarios de todos los países deben unirse para derrotar a sus enemigos.


El Presidente Mao lo dijo muy bien, ¡el internacionalismo es el espíritu del comunismo! Desde el punto de vista organizativo, la experiencia del apoyo concreto y activo a la Comuna por parte de la Asociación Internacional de los Trabajadores (1ª Internacional ) ha agudizado la lucha contra la visión anarquista de la AIT. Marx y Engels afirmaron desde el congreso de la AIT posterior a la Comuna, que el Consejo General no es una simple oficina informativa como quieren los anarquistas, sino un verdadero estado mayor del proletariado. A partir de la Comuna, la burguesía toma nota del peligro que representan los trabajadores organizados internacionalmente. Este miedo irracional se convertirá en terror tras la creación de la Tercera Internacional después de la victoriosa Gran Revolución de octubre de 1917. ¡Hoy más que nunca la necesidad de reconstituir un Estado Mayor del proletariado es una de nuestras tareas urgentes!


En ese camino cobra, en la situación presente, gran importancia el llamamiento de los Partidos Comunistas y Organizaciones Maoísta para la realización de la Primera Conferencia Internacional Maísta Unificada (CIMU) y dar nacimiento a la Nueva Organización Internacional del Proletariado (NOIP).



La Comuna forma parte de esta “
epopeya de la lucha de clases“, como bien dijo el Presidente Gonzalo. Es la prueba de que “solo la lucha de clases puede generar nuestra ideología” y solo “la lucha de clases cuyo centro es la política en tanto conquista y defensa del poder para la clase derrumbado otros poderes, solo en cuanto práctica de investigación, pudo la clase, generando titanes del pensamiento y la acción“.


El marxismo-leninismo-maoísmo, principalmente el maoísmo muestra en la vida cotidiana su viveza como continuador de la epopeya heroica del proletariado por la emancipación del género humano. Muestra aún más su plena vigencia en la lucha sin cuartel que los maoístas libran en todo el mundo para desarrollar las guerras populares en la India, Perú, Turquía y Filipinas, iniciar otras nuevas, reconstituir los Partidos Comunistas y lanzarse de nuevo a la conquista de los cielos.


Hoy necesitamos tomar la iniciativa, atrevernos a luchar, no tener miedo de dar nuestra sangre por la gran causa de la revolución proletaria mundial. La duda, la prevaricación, es una falta cuando la nueva gran ola de la revolución está desarrollándose y un nuevo período de revoluciones se anuncia como el aspecto positivo de la gigantesca crisis del imperialismo y su hijo el capitalismo burocrático con las explosiones de las masas. Nos toca vivir una época de grandes tormentas y de grandes trasformaciones en el mundo entero. ¡Aplastar el revisionismo, desenmascarar el oportunismo, fortalecernos ideológicamente, porque el avance del RPM significa la necesidad de limpiar los “montoncitos de basura”! Denunciar y enfrentar con guerra popular las guerras de rapiña imperialista. Hacer la revolución de nueva democracia y la revolución socialista con guerra popular, como la mejor forma de estar preparados para el caso de una guerra mundial imperialista. Transformar como la Comuna la guerra imperialista en una guerra civil de las clases oprimidas contra sus opresores, en una guerra por la expropiación de la clase capitalista, por la conquista del poder político por el proletariado, por la realización del socialismo.


¡Seamos ejemplares como los gloriosos comuneros, levantemos la bandera roja de la revolución proletaria mundial al comunismo con guerra popular!¡Seamos fieles a los heroicos comuneros, enarbolando, defendiendo y aplicando el marxismo-leninismo-maoísmo, principalmente el maoísmo!


El París de los obreros, con su Comuna, será eternamente ensalzado como heraldo glorioso de una nueva sociedad. Sus mártires tienen su santuario en el gran corazón de la clase obrera. Y a sus exterminadores la historia los ha clavado ya en una picota eterna, de la que no lograrán redimirlos todas las preces de su clerigalla”. (Marx, La guerra civil en Francia)


¡Hoy sólo los maoístas enarbolan la bandera roja de la Comuna como arma de combate!


Firmas:

Comité para la Reconstitución del Partido Comunista de los Estados Unidos

Comités para la fundación del Partido Comunista (maoísta) en Austria

Comité Bandera Roja – RFA

Partido Comunista de Brasil (Fracción Roja)

Partido Comunista de Colombia (Fracción Roja)

Partido Comunista del Ecuador – Sol Rojo

Partido Comunista del Perú

Comité Maoísta en Finlandia

Partido Comunista Maoísta, Estado Francés

Servir al pueblo – Liga Comunista de Noruega

Grupo Comunista (Maoísta), China
Núcleo Revolucionario para la Reconstitución del Partido Comunista de México (NR-PCM)
Fracción Roja del partido Comunista de Chile

18 de Marzo de 2021

 

lunes, 28 de diciembre de 2020

REVISTA EL MAOÍSTA: ¡Enarbolar, defender y aplicar el maoísmo para resolver nuevos problemas en la nueva situación que está entrando la historia mundial!

 


¡Proletarios de todos los países, uníos!

 

 

¡Enarbolar, defender y aplicar el maoísmo para resolver nuevos problemas en la nueva situación que  esta entrando la historia mundial!

 

 

Hoy, 26 de diciembre el proletariado internacional y los pueblos del mundo, celebramos el 127º aniversario del nacimiento del Presidente Mao, quien junto a Marx y Lenin es uno de los tres grandes titanes del pensamiento y la acción generados por el proletariado internacional en su heroica epopeya de la lucha de clases de más de 172 años a partir del Manifiesto del Partido Comunista de Marx y Engels.

El Presidente Mao ha sido protagonista y ha sido dirigente, ¡el más alto dirigente y jefe de la revolución China y mundial!; es quien desarrolló el marxismo a su tercera, nueva y superior etapa de la ideología del proletariado internacional: el marxismo-leninismo-maoísmo, principalmente maoísmo que enarbolamos, defendemos y aplicamos.

El Presidente Mao Tsetung nació el 26 de diciembre de 1893, abrió los ojos en un mundo agitado por las llamas de la guerra; hijo de campesinos tenía siete años cuando la "Guerra de los boxers"; estudiante para maestro estaba por los dieciocho cuando se derrumbó el imperio, se alistó como soldado para después ser gran organizador de campesinos y jóvenes, en Hunán su tierra natal. Fundador del Partido Comunista y del Ejército Rojo de obreros y campesinos; estableció el camino de cercar las ciudades desde el campo, desarrolló la guerra popular y con ella la teoría militar del proletariado; teórico de la Nueva Democracia fundó la República Popular; gestor del Gran Salto Adelante e impulsor del desarrollo del socialismo; guía de la lucha contra el revisionismo contemporáneo de Jruschov y sus secuaces, jefe y mando de la Gran Revolución Cultural Proletaria. Estos son hitos que jalonan una vida dedicada cabal y plenamente a la revolución.  Más, el centro de la revolución se desplazó a China como antes se había desplazado a Rusia, y antes a Alemania: de Francia a Alemania, de Alemania a Rusia y de Rusia a China, donde como centro de la revolución mundial se concretó el maoísmo.

Es en el contexto de la lucha de clases tanto nacional como internacional que el Presidente cuajó como la cumbre más alta del marxismo. Históricamente así se definió. Lenin dijo, la revolución genera los hombres que necesita cuando lo requiere.

La elevación del marxismo-leninismo a una tercera, nueva y superior etapa es lo principal del Presidente Mao Tsetung, lo principal del maoísmo

El Presidente Gonzalo ha definido el maoísmo como la tercera, nueva y superior etapa de nuestra ideología y precisado el contenido básico del maoísmo, señalando que el Presidente Mao Tsetung  desarrolló las tres partes integrantes del marxismo, la filosofía marxista, la economía política marxista y el socialismo científico a un nivel más alto, que implica un salto cualitativo universal. Todo lo demás son derivaciones incluibles en cualquiera de las tres partes.

El Presidente Gonzalo, al definir el maoísmo ha expuesto las las cuestiones básicas del contenido del maoísmo, casi simplemente enunciadas pero conocidas e innegables y ha fundamentado en el I Congreso del PCP (1988). Estas muestran el desarrollo del Presidente Mao de las tres partes integrantes del marxismo y la evidente elevación del marxismo-leninismo a una tercera, nueva y superior etapa y, eso, es lo principal del Presidente Mao Tsetung, eso es lo principal del maoísmo y lo fundamental es el Poder conquistado y defendido con guerra popular. ¿Qué puede ser más grande en el Presidente que haber desarrollado el marxismo-leninismo, cuál puede ser su más grandioso aporte? El maoísmo. Sin ideología justa y correcta no tendríamos nada.

El marxismo tiene tres partes integrantes.- Es muy importante volver a reiterar que el marxismo tiene tres partes, así fue creado por Marx, desarrollado y reconocido por Lenin y reiterado y elevado más aún por el Presidente Mao.  ¿Por qué es necesario estar muy claros en esto? Porque el revisionismo ha pretendido introducir una cuarta parte, eso es, nos ha querido plantear filosofía por un lado, el materialismo aplicado al mundo social como otra parte, la economía como una tercera y socialismo científico como una cuarta, eso no tiene razón de ser, no tiene ningún sentido, eso va contra los principios.

Ahora partiendo de lo principal del Presidente Mao, que es lo más grandioso que nos ha dado la elevación del marxismo-leninismo a una tercera, nueva y superior etapa el marxismo-leninismo-maoísmo, nuestra ideología justa y correcta, vamos a centrar en el desarrollo del Presidente de lo medular de la dialéctica siguiendo la fundamentación del Presidente Gonzalo.

El Presidente Mao desarrolló lo medular de la dialéctica, la ley de la contradicción estableciéndola como única ley fundamental, no hay otra.  En La Práctica, en La Contradicción, él dice por qué es única ley fundamental. Porque no hay otra, podría hablarse de principal si es que hablamos de leyes derivadas, en ese caso sí, pero el fondo del problema es que es la única fundamental. Su comprensión es problema de teoría y práctica. Por eso afirma el Presidente Gonzalo, que es con la guerra popular iniciada en mayo de 1980 en el Perú, que hemos comprendido más profundamente el maoísmo. Por eso el PCP inicia la campaña por el maoísmo en 1982.

Nos dice, que el Presidente Mao estableció la ley del conocimiento, desarrollando lo que está en Lenin y lo que planteó específicamente Engels. Lenin dijo: El Capital es un monumento de dialéctica, monumento de contradicción; en la mercancía y su definición, está cómo él la concibe como contradicción, entonces comprenderán cómo entendió Marx. El problema es que no está explícitamente enunciada. Porque se requiere más tiempo para una profundización en base a lo que otros como Marx o el Gran Lenin hicieron, pudo el Presidente llegar a eso.

Debemos resaltar que aplicó magistralmente la ley de la contradicción a la política ¡como nadie!. El Presidente manejó, desde el punto de vista del conocimiento, a la línea política general como un problema de teoría del conocimiento, ¿así no nos dice?, y por tanto, como una contradicción. Llevó la filosofía a las masas cumpliendo la tarea que Marx dejara. Durante la Gran Revolución Cultural Proletaria puso la filosofía en manos de la masa para resolver problemas concretos, reales. El dijo: ¡Filosofía arma para limpiar la mente, limpiar telarañas, hacer ver la realidad!

Aplicó la dialéctica, la ley de la contradicción, la filosofía, para analizar la relación base-superestructura y prosiguiendo la lucha del marxismo-leninismo contra la tesis revisionista bersteniana de las ‘fuerzas productivas’ sostenida por Lui y Teng, concluyó que la superestructura, la conciencia pueda modificar la base y con el poder político desarrollar las fuerzas productivas.  Y desarrollando la idea leninista de la política como expresión concentrada de la economía, estableció la política es el mando, (aplicable en todos los planos) y el trabajo político es la línea vital del trabajo económico; lo cual llevó a un verdadero manejo de la economía política y no una simple política económica. Aplastó a Liu y su teoría de “desarrollar el capitalismo” e impuso el paso ininterrumpido de la revolución democrática a la revolución socialista.

La política es el mando.  El Presidente Mao coge ‘expresión concentrada’ establecida por Lenin y la eleva al mando de la política en todos los frentes, también en lo económico, de toda la acción, todo tiene que estar bajo el mando de la política, la economía también; porque si no tiene política la edificación económica, no tiene alma, no tiene rumbo, no tiene carácter de clase nueva, lo que haríamos es simplemente dejar el desborde y el desarrollo del capitalismo y por ende mantendríamos el viejo orden, las viejas clases, eso es lo que haríamos. En “El Foro de Yenán”, el 1942, dijo: la política es el alma y quien no tiene política es un desalmado, no tiene alma. La guerra también tiene que estar bajo el mando de la política, por eso se dirige a través de planes, sino caes en improvisación, en la precipitación. “El Poder nace del fusil”, pero “el Partido manda al fusil, y jamás permitiremos que el fusil mande al Partido”.

El Presidente Mao combate la tesis revisionista de ‘fuerzas productivas’. En La Contradicción plantea que si bien la base es determinante, porque sino no seríamos materialistas, la superestructura, la política deviene principal, especialmente en la revolución es principal.  Y en la política, cuando no se tiene Programa, el definir, el sancionarlo es principal; y cuando se hace la guerra y no se tiene Plan, el Plan es principal, porque si no preparas la guerra, entonces caes en improvisación, en la precipitación. Él dice, solo tomando la política como mando podemos tener una economía política, de otras manera caemos solamente en políticas económicas; pero el problema de la economía política es el conjunto de las relaciones de explotación en un caso, o de producción en otro caso, según pues el momento histórico. El Presidente nos arma contra eso de que ‘hay que desarrollar capitalismo’, desde la economía política, contra ‘la revolución intermedia’, defendiendo la revolución ininterrumpida. Además, quien no entienda por eso la tesis maoísta de capitalismo burocrático, que es vital para Asia, África y América Latina y hasta la misma Europa (Este) no entiende las dos revoluciones, ni su condición de unidad ininterrumpida con dos etapas, ahí está el problema.

 El Presidente aplicó magistralmente la ley de la contradicción a la política y a la guerra. Así, a partir de la economía política, él establece la estrategia de la revolución mundial, de las aldeas en el mundo y las metrópolis en el mundo.  Claro a partir de la economía política, es tesis de la alta estrategia política internacional, pero ¿de dónde lo ha sacado, pues?, lo fundamenta en la economía, en las formas de relación de producción de los países atrasados y las formas de relación de explotación de los países avanzados, imperialistas  o como quiera llamárselas, de esa interrelación, de esa contradicción. 

Eso es sobre la teoría de la economía política en general, en base a la dialéctica, en base a la contradicción, porque todas las relaciones de producción y de explotación implica aspecto contradictorio. Como decía Marx: en la célula misma del capitalismo que es la mercancía está la contradicción burguesía-proletariado.  No se puede entender nunca la economía política al margen de la filosofía, al margen de la contradicción, iríamos contra la ley única fundamental. La lección que vamos sacando de esta fundamentación del Presidente Gonzalo es que todo tenemos que verlo como una contradicción y la guerra con mayor razón, enfrentamiento bélico entre revolución y contrarrevolución en el mundo, entre revolución y contrarrevolución en cada país y quién es el eje para que los maoístas manejen estas dos contradicciones, el Partido Comunista, y éste es una contradicción, por eso a los comunistas corresponde manejar la lucha de dos líneas en el partido para imponer la línea roja, para que el partido conserve su color rojo, para mantener aplastada a la derecha para combatir al revisionismo como peligro principal en el partido. Son tres contradicciones, manejando la contradicción en el Partido como lucha de dos líneas manejamos las otras dos contradicciones.

Ley del conocimiento. Filosofía, contradicciónobjetividad y subjetividad en la comprensión de las leyes de la revolución. Finalmente, dice el Presidente Gonzalo, tener muy en cuenta las enseñanzas del Presidente Mao sobre la objetividad y subjetividad en la comprensión y manejo de las leyes del socialismo. Ley del conocimiento. ¿Es o no filosofía, contradicción?  Son pocas décadas, no ha pasado el tiempo suficiente para que conozcamos a fondo las leyes del socialismo y si no las conocemos a fondo ¿cómo vamos a manejar pues, cómo? Hay quienes se desesperan de las restauraciones (que se expresa como una contradicción restauración-contrarrestauración) , se desesperan de no haber edificado bien el Socialismo, pero ¿qué ejemplos teníamos antes, pues, si nunca se había hecho una sociedad Socialista? y en pocas décadas sus leyes no pueden ser conocidas, se requiere tiempo, tiempo, tiempo., pero aún falta que la propia materia, la propia relación de producción socialista se exprese, que la propia dictadura se desarrolle, dictadura del proletariado, y entonces, comprendiendo esas leyes, las manejaremos y tendremos que manejarlas específicamente, aplicándolas a la realidad concreta.

 

Lo fundamental del maoísmo es el Poder conquistado y defendido mediante la guerra popular

La revolución es palanca.-Principalmente la relación entre revolución y proceso económico, no se la puede separar, no se la puede desgajar: la relación potencia el desarrollo económico. Ninguna clase en la historia ha desarrollado plenamente sus formas de relación de explotación sin tomar el Poder: primero se produce la toma del poder en  Inglaterra por la burguesía en 1688 y en el siglo siguiente se da la revolución industrial, no olvidar, incluso en la burguesía.  Las formas socialistas solamente se crean con el Nuevo Poder, elementales  y ampliamente con dictadura del proletariado, entonces entendemos pues que se requiere tiempo  y entendemos que la revolución dinamiza, abre campo a que se plasme la nueva forma.  La revolución es palanca, por eso Marx dijo: lo más revolucionario que existe ¿qué cosa es?, la clase como fuerza productiva porque es revolucionaria por excelencia y genera revolución, y al generarla desarrolla la revolución económicamente, desarrolla las formas nuevas, eso es lo más grande qué hay, así lo dijeron Marx y Engels. 

El presidente Mao aplica magistralmente la filosofía, la dialéctica materialista, la contradicción a la guerra, La revolución como sustitución violenta de una clase por otra. El Presidente vuelve a reafirmar y más cuando él dice que es una ley universal, sin excepción alguna. Eso es extraordinario. El Presidente dice es ley universal y especifica la violencia como guerra y ejército para conquistar el Poder y así resolver las contradicciones fundamentales de una sociedad; dice ley universalsin excepciónrige en todas partes, eso quiere decir universal, es él quien ha planteado eso. Y, guerra para el maoísmo es guerra popular, dirigida por el Partido Comunista. La necesidad de tener en cuenta la situación de las dos colina, la nuestra y la del enemigo, siendo principal para nosotros la colina de la revolución. Asimismo, de acuerdo a la contradicción, las condiciones internas son lo determinante y las externas condicionantes para el inicio, desarrollo y triunfo de la revolución. Que toda revolución es parte y en servicio de la revolución mundial.

Establece el camino de cercar las ciudades desde el campo para los países atrasados.- “El Poder nace del fusil, 1927, ahí fue cuando el Presidente planteó esta tesis, en la reunión de Agosto, después de toda la matanza que hizo el miserable de Chiang Kai-shek, entonces el Presidente planteó: el Poder nace del fusil y ahí fue cuando planteó el problema del camino. De cercar las ciudades desde el campo. El Levantamiento de la Cosecha de Otoño es 9 de Setiembre de 1927; como todos saben, juntó soldados, los organizó en el ejército ligado al Partido porque ellos estaban dentro del ejército del Kuomintang pero habían unas partes que obedecían a los comunistas, juntó esas partes e hizo batallones también con obreros y con campesinos, ese es el Levantamiento de la Cosecha de Otoño. Se produjo un choque inicial y desbande, luego reagrupa las fuerzas y marcha a Ching kang y crea el Poder, después de haber creado el ejército rojo de obreros y campesinos. En Acerca de la aparición de la revista 'El Comunista', dice: ¿por qué muchos camaradas cayeron en oportunismo?, por aplicación mecánica. Es en un largo proceso que se estatuyen las leyes generales, es  1936 en Problemas Estratégicos de la guerra revolucionaria de China que por vez primera se establece la ley, 9 años después. Con esto resuelve un problema pendiente, porque no se sabía, cómo hacer la revolución y cómo conducirla en un país bajo dominio imperialista con feudalidad en su base y con un capital burocrático. Así resolvió el problema, fue el Presidente quien lo resolvió y de esa manera entonces desarrolla la revolución democrática bajo conducción del proletariado encabezado por el Partido Comunista.

Todo es contradicción. Otro gran desarrollo es sobre la teoría de las clases en el socialismo. La continuación de la lucha antagónica entre proletariado y burguesía, entre camino socialista y capitalista, y entre socialismo y capitalismo. El Presidente, teniendo en cuenta ya lo dicho sobre clases, va a plantear la ley fundamental del socialismo, de la línea política general, por eso le llaman la línea política fundamental. ¿Cuál es el problema? El problema de que hay lucha de clases antagónica, no está definido quién vencerá a quién; históricamente, sí, sabemos que el proletariado vencerá, pero políticamente, concretamente, prácticamente es una ardua contienda, encarnizada contienda. Es ahí cuando el Presidente comienza a desenvolvernos cada vez más la largueza temporal de la lucha de clases y del socialismo, que el proceso de la lucha de clases y del socialismo va a ser largo. Proceso de afincamiento de la dictadura del proletariado hasta su extinción en medio del proceso de restauración-contrarrestauración.

Lenin enseño: los  reveses, las derrotas no se las lloran, se saca lección. Lo que tenemos que ver es cómo el Poder de dictadura del proletariado se instaura y va avanzando y son avances innegables: 1871, Comuna, efímera, pero Comuna, Poder nuevo, dictadura del Proletariado por vez primera concretada en la Tierra; 1905, los Soviets; 1917, 1949, 1966. Son pasos del desarrollo del Poder del proletariado hacia el afincamiento de la dictadura del proletariado, afincamiento, no puede decirse definitivo, su afincamiento por un largo trecho histórico hasta que se dé el salto definitivo al comunismo, ahí se extinguirá como magistralmente ha sido establecido por Engels. Sacar lecciones, ver el derrotero de cómo la clase avanza a su afincamiento, como la dictadura del proletariado avanza a su afincamiento, cómo la vanguardia del proletariado avanza en conducir la revolución en todo el mundo, eso hay que pensar.

Y la Gran Revolución Cultural Proletaria.- ¡Importantísimo! No se sabía cómo hacer la revolución en los países atrasados y el Presidente resolvió el problema; no se sabía cómo hacer la continuación bajo la dictadura y el Presidente resuelve el problema: la Gran Revolución Cultural Proletaria y sin eso no se podría avanzar. Son dos grandes hitos en el Presidente. Es históricamente en perspectiva lo más trascendente del Presidente Mao, pero hoy no está a la orden del día, hoy está a la orden del día asumir y encarnar el maoísmo como nueva, tercera y superior etapa de la ideología del proletariado, generando partidos comunistas de nuevo tipo, marxista-leninista-maoístas militarizados para hacer la revolución democrática y la revolución socialista. Los revisionistas y la derecha quiere centrar en revolución cultural para contraponer.

En el problema de la nueva democracia. El Presidente lo establece en función de desarrollar la teoría del Estado al plantearnos dictadura conjunta como sistema de Estado; eso es lo que hace el Presidente y esa es la base de la nueva democracia. Ahí lo que el Presidente hace es plasmar la revolución democrática dirigida por el proletariado mediante el Partido Comunista, eso es lo que hace, parte de la revolución mundial; él vuelve a reiterar esta cuestión expresamente en la nueva democracia; todo movimiento revolucionario después del 17 es parte de la revolución proletaria mundial, cualquiera que fuera la etapa en que está la revolución y solamente puede dirigirla el proletariado, nadie más. Aquí también vemos el manejo magistral de la tres contradicciones de la revolución democrática y en que condiciones una deviene principal, por ejemplo, la contradicción nación imperialismo cuando el imperialismo invade el país.  Pero, ¿cómo hacerla?: con fusiles, como dice en Problemas de la guerra y la estrategiacon fusiles transformaremos el mundo porque de otra manera no puede hacerse.

Luego desarrolla sobre el problema de la construcción de los instrumentos de la revolución, plantea al Partido la comprensión de la interrelación del Partido, el ejército y el frente único; y comprender y manejar la construcción interrelacionada de los tres en medio de la guerra o en el mantenimiento del Nuevo Estado basado en el poderío del pueblo armado expresa una justa y correcta labor de dirección. La construcción se guía por el principio de la justa y correcta línea ideológica lo decide todo, y es sobre esta base ideológico-política que simultáneamente se desarrolla la construcción organizativa, en medio de la lucha entre la línea proletaria y la burguesa y en la tempestad de la lucha de clases, principalmente de la guerra popular, como forma principal de lucha ya sea actuante o potencial.

 

LA GUERRA POPULAR: Teoría militar del proletariado internacional establecida por el Presidente Mao

Así todo es una contradicción y la guerra con mayor razón, la forma más alta de la lucha de clases como continuación de la política por medios bélicos. LA GUERRA POPULAR.- Teoría militar del proletariado internacional. ¿Cómo se concreta en dos palabras la teoría militar del proletariado? Guerra popular. Guerra popular es el término utilizado por Marx Engels, ellos lo utilizaron; Lenin más insistió en problemas de las masas, obvio que es parte de la guerra popular, pero es el Presidente quien ha desarrollado la teoría del proletariado. Toda clase en la historia genera su forma de hacer la guerra; la burguesía la generó sin generarla no hubiera podido triunfar; Napoleón, en eso, hizo bastante.

Teoría militar del proletariado, implica vigencia universal; éste es el punto en discusión. La guerra popular es universal y hay que entenderlo bien pues, ¿Qué quiere decir?, se aplica en toda circunstancia en que dirige el proletariado teniendo en cuenta el carácter de la revolución: si es democrática, si es socialista o si es revolución cultural, se aplica; y teniendo en cuenta las condiciones específicas de cada país.

El Presidente Mao elevó la guerra de guerrillas usada como instrumento táctico a nivel estratégico.- Un salto importante, clave en el Presidente está en la guerra de guerrillas como estrategia. La guerra de guerrillas es muy antigua y ha sido es utilizada por los ejércitos reaccionarios como complemento, como instrumento táctico; es el Presidente el que eleva la guerra de guerrillas a nivel estratégico, él ha sido. ¿Qué quiere decir esto?que él plantea que se puede llevar una guerra en todo el país con guerra de guerrillas, o sea el manejo del conjunto, así elevó; a nivel estratégico. Como él mismo dice: nuestro caso no es el de la URSS donde hay un ejército regular que usa guerrillas, así plantea, eso está bien claro en Problemas estratégicos de la guerra antijaponesa donde él plantea los seis problemas estratégicos, ¿de qué guerra, pues?, de la guerra de guerrillas, partiendo de establecerla, reitero, como estratégica. En China es que el Presidente lo eleva a nivel estratégico, ya no es complemento, eso es lo que tenemos que entender.

El presidente Mao planificó el desarrollo de la guerra popular para la guerra atómica.- Algunos para apuntar contra la universalidad de la guerra popular dicen, pero la guerra popular no será como para guerra atómica. Pues bien, el Presidente Mao planificó el desarrollo de la guerra popular después de la reorganización del ejército de nuevo tipo, para la guerra atómica, -porque el arma atómica aparece el 1945, no olvidarlo, agosto del 1945, ¿y qué dijo el Presidente; pues, de la bomba atómica? el Presidente Mao Tsetung dijo que el arma atómica no cambia la guerra, es una arma más de matanza generalizada, eso sí es, pero no cambia el carácter de la guerra porque el carácter de la guerra es político, es la política por medios bélicos, eso no cambia. El Presidente Mao Tsetung dispuso la producción de bomba atómica y bomba de hidrógeno; el año 1964 reventaron la bomba atómica por vez primera, al día siguiente cayó la bestia de Jruschov, hay que recordar pues, año 1964; año 1966,  cuando se celebra el Congreso de Albania, el V Congreso,  se disparó el primer cohete chino con carga atómica. Así que, ¿sabía el Presidente de bomba atómica y sabía, de misiles, o no?, sabía. La pregunta es ¿y en que ha cambiado la guerra, qué nuevas armas hay?: armas atómicas más poderosas. Hay que estudiar la teoría militar a fondo, pues, ¿qué son las armas?, un desarrollo desde la piedra hasta el cohete pues, ¿qué más es?  la teoría militar está bien estudiada y es una gran cosa que así, sea, tenía que ser así  porque es una de las cosas más serias que los hombres hacen en la tierra, eso es sumamente serio.  El Presidente concibió el desarrollo de la guerra popular con armas atómicas y cohetes; ¿ha sido una simple idea imaginativa del Presidente Mao Tsetung?, no; estrategas militares ¿qué dicen?, que es claro y comprensible que la guerra popular puede desarrollarse usando armas atómicas tambiénAsí que la teoría militar del proletariado no cambia.

La teoría militar de la clase es otra aplicación magistral del presidente Mao de la contradicción a la guerra, la forma más alta de la lucha de clases del proletariado y nos ha dado la teoría militar del proletariado, la última clase de la historia, la guerra popular de validez universal, es decir aplicable a todo tipo de revoluciones y circunstancias donde dirige el proletariado a través de su partido, el Partido Comunista.  Nos reafirmamos en que el más  grandioso aporte que nos ha dado el Presidente Mao, es el desarrollo del marxismo-leninismo a marxismo-leninismo-maoísmo. Pues, sin ideología justa y correcta no tendríamos nada.

Nos reafirmamos que sin el pensamiento gonzalo no es posible comprender la obra teórica y práctica del Presidente Mao, el maoísmo. Nos reafirmamos en la necesidad de comprender mas profundamente en su conjunto la obra teórica y práctica del Presidente Gonzalo partiendo de como comprende la teoria marxista para encarnar más sus aportes de validez universal para la revolución mundial.

 

 ¡Enarbolar, defender y aplicar el maoísmo -nuestra ideología justa y correcta- para resolver nuevos problemas en la nueva situación que se abre!

Lo que corresponde es enarbolar, defender y aplicar el maoísmo, nuestra ideología justa y correcta, para resolver los nuevos problemas en la nueva situación a que estamos entrando en la historia mundial, que será signada cada vez más por la contienda bélica entre revolución y contrarrevolución, contienda que nos conduce inevitablemente a un nuevo período de revoluciones dentro de la nueva era, la revolución proletaria mundial, aperturada con la Gran Revolución de Octubre de 1917 dirigida por el gran Lenin y el Partido bolchevique.

Nuevo período que se abre, cuando la revolución ha devenido en la tendencia histórica y política principal en el mundo; revolución proletaria mundial, que en los años 80 del siglo anterior entró en su etapa de ofensiva estratégica y de barrimiento del imperialismo de la faz de la Tierra. Cuando el imperialismo expresa cada día más su mayor descomposición, en medio de la cual se agrava su crisis general y última, en la actualidad padece la mayor crisis económica de superproducción de toda su existencia y el agravamiento de todas sus contradicciones, en medio de mayor colusión y pugna imperialista; que muestran que el imperialismo se hunde en medio de guerras de todo tipo; las medidas anticrisis que, en redoblada colusión y pugna entre las facciones reaccionarias en cada país, se descargan sobre las masas maduran más las condiciones objetivas para la revolución; desarrollo desigual de la situación revolucionaria en el mundo que con el desarrollo de las fuerzas subjetivas de la revolución será cada día más creciente. Se desarrolla la nueva gran ola de la revolución proletaria mundial y, por doquier, se manifiesta la explosividad de las masas que llena de pavor a la reacción mundial. Representantes del imperialismo, la reacción y el revisionismo claman por planes para bajar la explosividad de las masas y conjurar que se de el encuentro con la dirección del Partido Comunista para organizarse en revolución, en guerra popular, como organización científica de la pobreza.

En la situación arriba descrita, resplandecen como grandes antorchas que señalan el camino a seguir las guerra populares en el Perú, la India, Turquía y las  Filipinas. Mostrando que el maoísmo viene siendo encarnado por el proletariado y los pueblos del mundo y está pasando a generar Partidos Comunistas de nuevo tipo, partidos marxista-lenminista-maoístas militarizados para iniciar y desarrollar nuevas guerras populares que marcará todo este nuevo período de la historia mundial, como el nuevo período de revoluciones, mostrando la inevitabilidad e invencibilidad de la guerra popular.

La nueva situación pone a prueba a los comunistas en el mundo. Nueva situación, que nos pone ante dos tácticas y dos caminos distintos y opuestos en el movimiento comunista internacional (MCI). Hay quienes pretenden mezclar el camino de la guerra popular y la táctica justa y correcta del boicot con el viejo camino del cretinismo parlamentario y la participación en las elecciones reaccionarias apoyando a candidatos reaccionarios o lanzando “propios” (oportunistas y revisionistas). Quienes toman esta posición dentro del MCI, proceden no como maoístas sino convergen con el revisionismo, que como dice Lenin: El revisionismo sacrifica los intereses cardinales del proletariado para conformarse con las necesidades de la burguesía.

Los que asumen esta posición, por problemas de comprensión o por absoluta mala fe confunden la necesidad de los Partidos Comunistas de bregar por dirigir la lucha reivindicativa de las masas por derechos, libertades, beneficios, etc por la defensa de lo conquistado en duras jornadas de la lucha de clase, para elevarla a lucha por el Poder, esto es para incorporar por saltos a las masas a la guerra popular (una vez iniciada todo para servir al desarrollo de la guerra popular forma principal de lucha), si esta se ha iniciado, o para llevar la lucha de las masas al desborde si la guerra popular todavía no se ha iniciado (cuando tododavía no se ha iniciado todo para iniciarla) con centrar en lucha “democrática”, en participar en las elecciones para legítimar el recambio de autoridades reaccionarias. Eso es liberalismo podrido, que Lenin condeno como:

“... forma de oportunismo socialista. El período de preparación de las fuerzas para las grandes batallas, es interpretado por ellos en el sentido de una renuncia a estas batallas. Explican el mejoramiento de la situación de los esclavos para luchar contra la esclavitud asalariada queriendo que los esclavos vendan por unos céntimos su derecho a la libertad. Predican cobardemente la «paz social» (esto es, la paz con los esclavistas), el renegar de la lucha de clases, &c.”

No se pueden mesclar los dos caminos, pretender una tercera vía que pase entre los dos, solo sirve al viejo camino inconducente de los votos, de las elecciones para facilitar y “legitimar” el recambio de autoridades reaccionarias del viejo Estado; por tanto, no es “táctica” sino otra línea en cuanto a la revolución que  es conocida como línea oportunista de derecha (LOD), que es revisionista y capitulacionista. Llamamos a quienes estan planteando este camino equivocado y convegiendo con el revisionismo, con LOD a rectificarse y practicar el marxismo y no el revisionismo. Pregúntense ¿ por qué procede así el revisionismo en la cuestión que tiene que ver con lo fundamental del maoísmo, con la guerra popular?  Lenin dijo: La dialéctica de la historia es tal, que el triunfo teórico del marxismo obliga a sus enemigos a disfrazarse de marxistas.

¡Déjense de seguir recetas revisionistas!, pues, no se trata de “táctica”, de “usar todas las formas de lucha”,  que siempre de acuerdo a lo medular de la dialéctica materialista, la contradicción, debe servir a lo principal, es decir usamos todo y a todos para servir a desarrollar la forma principal de lucha, la guerra popular, y rechazamos todo lo que lleve a desviar del camino y conduzca a la capitulación y traición a la revolución. Quienes están planteando combinar la guerra popular con la vía parlamentaria, están profundamente equivocados desde la concepción maoísta, marchan aceleradamente a desbarrancarse por el camino del revisionismo y nos llaman a seguirlos en eso. Lo que plantean, no es solo táctica contraria sino línea contraria, contraria y opuesta a la línea maoísta justa y correcta de la guerra popular para conquistar y defender el Poder.

Sino, muéstrenos, pues, ¿en qué país a avanzado la guerra popular, mediante esta “táctica” que se pretende inteligente”? Es reedición del “cuento para tontos” de la pretendida tercera vía, que fue levantada por el revisionista Avakian a comienzos de los 80 del siglo anterior, que fue aplastada dentro del MRI por el PCP con guerra popular. Después, en el 2006, hubo otra tentativa de combinar la “guerra popular” a través de las conversaciones y “acuerdos de paz” con el camino del cretinismo parlamentario y de la constituyente, Prachanda y los dirigentes oportunistas se incorporaron al viejo Estado y traicionaron la revolución y el pueblo de Nepal no obtuvo nada del parlamento y las elecciones. Demostrando, fehacientemente, que ese camino es el abandono de la guerra popular.

Que sirva de enseñanza negativa el camino de reniego y traición de la LOD en el Perú. Y, ¿qué de la línea oportunista de derecha (LOD) revisionista y capitulacionista? En la patraña CIA yanqui-reacción peruana-LOD contra el Presidente Gonzalo, el maoísmo, el pensamiento gonzalo, el Partido y la guerra popular, plantearon en las “cartas de paz” elaboradas por el agente de la CIA Merino, que planteaban “conversaciones de paz” porque el enemigo había obtenido éxitos y el Partido había entrado en problemas de dirección,  luego el 2000 “solución a los problemas de la guerra interna y reconciliación nacional” para después plantear, con su táctica de centrar en “defensa de los derechos fundamentales” y luego el “frente por los derechos fundamentales” fue conformado como frente electoral y plantearon su registro ante las autoridades del viejo Estado peruano (Oficina de Procesos Electorales). Se despeñaron por el camino del revisionismo, capitularon y pasaron a servir abiertamente a los planes del imperialismo y la reacción peruana, como siempre, no solo en el país sino en el mundo.

Ahora, ante la nueva situación que hay en el mundo, del nuevo período de revoluciones a que estamos entrando, el imperialismo y la reacción peruana para combatir al maoísmo y la guerra popular, pretende levantar a la LOD revisionista y capitulacionista, mediante un “operativo CIA yanqui” dirigido por un agente de la misma desde el ministerio del Interior del viejo Estado peruano, que vuelve a levantar la patraña remozada para mediante una denuncia de la fiscalía ampliamente publicitada soltar la idea de que el Presidente Gonzalo está detrás de la creación del esperpento electorero de la LOD, el llamado Modavef, que este esta dirigido por el Presidente, el PCP y que es el tercer instrumento de la guerra popular y que la propaganda por la “nueva constitución” y su organismo electorero el Modavef, es el segundo instrumento, el EGP, y que mediante él la LOD realiza acciones de agitación y propaganda armada. Es decir, tratando de presentar a la LOD y su capitulación como una táctica.

Contra toda patraña reaccionaria es necesario defender la Jefatura del Presidente Gonzalo y el pensamiento gonzalo; contra la patraña de la CIA-reacción-LOD, rechazar, condenar y aplastar este nuevo intento de enlodar la imagen del Jefe de la revolución mundial, el más grande marxista-leninista-maoísta viviente sobre la Tierra, para infamarlo como revisionista. Es necesario seguir impulsando la campaña por el maoísmo indesligablemente unida con la campaña por la defensa del Presidente Gonzalo como una contracampaña maoísta contra la campaña contrarrevolucionaria en marcha como parte de la ofensiva contrarrevolucionaria general que encabeza el imperialismo yanqui como superpotencia hegemónica única, en colusión y pugna con la superpotencia atómica Rusia y demás potencias imperialistas y reaccionarios y revisionistas del mundo.

Ir contra la corriente y practicar la lucha de dos líneas .-Ver que como consecuencia de la dinámica ideológica esto se refleja en las posiciones revisionistas abiertas que toma la derecha dentro del MCI, se suceden entrevistas y declaraciones de las personas que representan estas posiciones, bajo capa de saludar el aniversario del Presidente Mao, sin mencionarlo directamente pasan al ataque contra la definición del maoísmo y sobre la revolución peruana, la guerra popular en el Perú, el Presidente Gonzalo y el pensamiento gonzalo; estas personas defienden a la China social imperialista, repitiendo a Kaustky centran en decir que todavía no tenía bases militares en el extranjero. Pese a que China invadió las aguas territoriales de otros países en el Pacífico; cual buenos discípulos de Avakian, quieren hacernos creer que la revolución viene de la contienda interimperialista. No la revolucción no viene de los reaccionarios sino de la teoría y práctica de los revolucionarios, concretada en guerra popular

Demoler su “táctica”. La pretendida mezcla imposible de los dos caminos y las “dos tácticas”, en realidad juntar dos lineas opuestas y contrarias, solo puede llevar a confundir a las masas y a la capitulación de los partidos y organizaciones que la practican bajo el cuento de no ser “dogmáticos”, de no “aislarse de las masas medias  y de las atrasadas”. Todas esas son palabrería sin sentido, es solo pretexto para ponerse tras uno u otro candidato reaccionario. El resultado,  aislar a las masas que luchan en el campo llevando la forma principal de lucha (la lucha armada) de las masas amplias de las ciudades; esa táctica deja las ciudades enteramente en manos del poder reaccionario y no prepara desde el comienzo las ciudades para la insurrección. Se dejan tranquilas las ciudades donde se concentran en la actividad legalista y la organización partidaria toma las formas correspondientes a la participación electoral, los comités del partido devienen comités de distrito o mejor dicho de distrito electoral. De comités del partido clandestino devienen en comités legales (liquidacionismo de derecha). Entonces, de esta forma la guerra popular que debería ser principal se convierte en secundaria, como medio de presión para la participación electoral o los famosos “diálogos de paz” para prebendas y sinecuras de oportunistas y revisionistas al servicio del viejo orden de opresión.

Ni con las elecciones ni con estos famosos “diálogos” el pueblo, ni menos el partido revolucionario ha logrado ganar nada. De las elecciones reaccionarias, del parlamento y de los gobiernos reaccionarios no puede venir nada bueno para el pueblo; todo lo bueno viene de la guerra popular. 

En los países imperialistas vemos revisionistas como Avakian que llaman a votar a uno de los candidatos reaccionario (Biden del PD) con el pretexto de la lucha contra el “fascismo” (el archireaccionario Trump del PR) y siguiendo la misma lógica otros felicitan a los votantes por haber rechazado con su participación electoral a ese candidato reaccionario votando por el candidato reaccionario rival, celebrando el triunfo del candidato como una victoria de las masas contra el gobierno de Trump. Cuando,  hasta los propios candidatos han denunciado las elecciones yanquis como un fraude; cada uno con diferentes razones , pero que han dado en el clavo; es decir, el sistema electoral yanqui es tan fraudulento, la cosa es tan escandalosa, que el cuestionamiento de las elecciones vienen desde el propio sistema. Así, las elecciones en un país imperialista o en cualquier otro país de capitalismo burocrático las elecciones no son un medio de expresar la voluntad popular. Es solo un medio para recambio de autoridades reaccionarias. Por eso, ante el rechazo espontáneo de las masas a las elecciones, partidos y demás instituciones del Estado imperialista, mostrado en su desinterés y cada vez menguada participación en el proceso electoral y las votaciones, las elecciones que tanto celebran no solo los revisionistas declarados sino también algunos derechistas, eran cruciales para el imperialismo yanqui, en lo interno y en lo externo. A ese rechazo espontáneo de las masas contra las elecciones reaccionarias es que sirve la táctica del boicot a las elecciones reaccionarias que confluya con la guerra popular o su preparación, tal como justa y correctamente lo han aplicado los maoístas en los Estado Unidos.

La revolución proviene del pueblo, de la acción de los revolucionarios, como lo muestran las guerras populares que persisten pese a situaciones difíciles y complejas que tienen que afrontar, así se desarrollan venciendo y desafiando toda clases de dificultades. SALUDAMOS a los comunistas que están reconstituyendo sus partidos y retando a la muerte para cumplir sus nuevas tareas con nuevas fuerzas. Los partidarios de la tercera via como avakian siempre han hablado de hacer lucha parlamentaria en las ciudades y guerra popular en el campo tratando de hacernos creer que se puede mezclara lo dos caminos antagónicos, para después terminar renegando del maoismo y la guerra popular.

El año que está terminando ha sido un año de grandes tormentas donde se ha expresado la gran explosividad de las masas y en medio de ellas el avance de los comunistas en el cumplimiento de la tarea pendiente del Partido Comunista y de preparativos. Saludamos a los comunistas y demás revolucionarios del mundo por las victorias conquistadas.

Saludamos, por el nuevo año que esta ya a las puertas, y que se anuncia como un nuevo año de más grandes y estremecedoras tormentas y tempestades de la lucha de clases en todo el mundo, que estremecerán el viejo orden de explotación y opresión desde sus cimientos en toda la Tierra, a los comunistas, que están llamados a asumir nuevas tareas, movilizar audazmente a las masas en la lucha por sus derechos sobre todo el mas sagrado de todos sus derecho el Poder. Los comunistas deben mostrar su valor ante esta situación. Corresponde a los comunistas desarrollar la revolución mundial mediante la guerra popular con el inicio de las nuevas guerras populares, en la actual etapa de defensiva estratégica dentro del momento de la Ofensiva Estratégica de la Revolución Mundial[i], en las actuales condiciones de mayores dificultades del enemigo imperialista y reaccionario por la mayor descomposición y hundimiento en todos los planos en todo el mundo, corresponde avance audaz con el viento a favor.

Saludamos desde aquí la próxima realización de la I Conferencia Internacional Maoísta Unificada y la Nueva organización Internacional del Proletariado, como un gran triunfo que hay que concretar para darle un  nuevo gran impulso a la tarea de la reunificación de los comunistas a nivel mundial en un redivivo movimiento comunista internacional en el camino de la reconstitución de la Internacional Comunista mediante la coordinación de las guerras populares, hoy, en desarrollo y las que están por venir y las que se irán juntando hasta confluir en el gran torrente mundial de la guerra popular.

 

La Redacción de la Revista El Maoísta

26 de diciembre de 2020



[i]       El Presidente Gonzalo nos plantea que en el proceso de la revolución mundial de barrimiento del imperialismo y la reacción de la faz de la tierra hay tres momentos: 1 Defensiva estratégica; 2 Equilibrio estratégico; y 3 Ofensiva estratégica de la revolución mundial. Esto lo hace aplicando la ley de la contradicción a la revolución pues la contradicción rige en todo y toda contradicción tiene dos aspectos en lucha, en este caso revolución y contrarrevolución. Además cada momento tiene tres etapas, que son también de la defensiva, el equilibrio y la ofensiva estratégica.